BIOMARCADORES NUTRICIONALES

¿Te imaginas tener una herramienta que te permita contrastar la información que tu paciente te da cuando le haces un cuestionario de frecuencia de consumo??

Para casi todos los que nos dedicamos a la nutrición, el trabajo más pesado y más elaborado son las encuestas: R24, frecuencia de consumo, etc. ya que, además de que se obtiene muchísima información, ésta, no siempre es 100% real, debido a que muchas veces los pacientes tienen mala memoria, otras tantas nos sueltan mentirijillas y muchas otras porque no hacemos las preguntas adecuadas.

Sin embargo, no solo en la práctica clínica tiene gran interés este tipo de información, en estudios epidemiológicos cobra muchísima más importancia, y una falsedad en datos puede darnos resultados poco fiables a nivel poblacional sobre el estado de nutrición.

Para facilitar esta tarea, cada día investigadores a lo largo y ancho del mundo se dedican a explorar, investigar e identificar biomarcadores efectivos que puedan ayudarnos a conocer el estado de nutrición de las personas sin tener como única guía los cuestionarios.

En general un biomarcador es una característica que puede medir objetivamente en distintas muestras biológicas y que puede evaluarse como indicador de exposiciones, de procesos biológicos normales o patogénicos o de respuestas a una intervención determinada. Las muestras biológicas más utilizadas en epidemiología nutricional son sangre total, eritrocitos, plasma, suero, orina, uñas, saliva, heces y muestras de distintos tejidos (Corella & Ordovás, 2015).

Sin embargo, es necesario que los biomarcadores estén validados. Actualmente contamos con dos grandes grupos: biomarcadores de exposición nutricional y biomarcadores de estado nutricional.

Los biomarcadores de exposición nutricional serían aquellos utilizados para validar la medida de la ingesta o como subrrogados de la ingesta dietética. Tanto ellos como los biomarcadores de estado nutricional podrían ser evaluados en cuanto a precisión, sensibilidad, especificidad, variabilidad entre-sujetos y temporalidad (Corella & Ordovás, 2015).

Imagen relacionada

Pues eso, que si tu paciente te ha dicho que no ha comido ni una pieza de pan y tú lo sospechas ¿cómo lo podrías averiguar? ¡Si! Existen biomarcadores que son capaces de decírnoslo, se tratan de 18 metabolitos presentes en orina (el más importante el  2,8-DHQ-b-D glucuronide) que pueden discriminar a los consumidores de pan de los no consumidores (lo bueno es lo que no es invasivo, lo caro, eso sí no lo sé) (Garcia-Aloy, y otros, 2015).

¿Y para conocer la cantidad de leguminosas consumidas? Existen alrededor de 16 metabolitos urinarios del metabolismo de la colina (choline, dimethylglycine, trimethylamine-N-oxide (TMAO) y dimethylamine), así como compuestos protéicos (3-methylhistidine, methylguanidine, phenylalanine, glutamine y n-acetylglutamine) y productos del metabolismo energético (glucose, leucine, isovalerylglycine, e isobutyric, acetoacetic, citric y cis-aconitic acids) que pueden ayudarnos a identificar a los consumidores de los no consumidores de leguminosas (Madrid-Gambin, y otros, 2017).

Se han validado como biomarcadores dietéticos: la β-alanina (vaca), los alquilresorcinoles C17 y C19 (trigo integral y centeno), el ácido eicosapentaenoico (pescado), el ácido 3-carboxi-4-metil-5-propil-2-furanpropanoico (CMPF) (pescado), el ácido linoleico, el ácido oleico y el α-tocoferol (margarina y aceite vegetal). Así mismo tenemos biomarcadores para identificar el consumo de avellanas, nueces, tomates,  vino, cocoa, y biomarcadores más generales como carotenos, polifenoles, flavonoides, resveratrol, membrana eritrocitaria…

Recomiendo ampliamente la lectura del siguiente artículo, para comprender un poco mejor el mundo de los biomarcadores nutricionales: http://www.renc.es/imagenes/auxiliar/files/RENC2015supl1BIOMARCA.pdf

Y dejo otros textos complementarios:

Aquí un libro breve sobre la importancia de los biomarcadores: https://www.nestlenutrition-institute.org/docs/default-source/latam-document-library/publications/secured/eb19937c91bc63ed03db2ca6daa689d7.pdf?sfvrsn=0

Aquí biomarcadores de obesidad mórbida y prediabetes: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0009898116304028?via%3Dihub

Trabajos citados

Corella, D., & Ordovás, J. (2015). Biomarcadores: antecedentes, clasificación y guía para su aplicación en epidemiología nutricional. Rev Esp Nutr Comunitaria , 176-187.

Garcia-Aloy, M., Llorach, R., Urpi-Sarda, M., Tulipani, S., Salas-Salvado´ , J., Martıínez-González , M., . . . Estruch, R. (2015). Nutrimetabolomics fingerprinting to identify biomarkers of bread exposure in a free-living population from the PREDIMED study cohort. Metabolomics, 155–165.

Madrid-Gambin, F., Llorach, R., Vázquez-Fresno, R., Urpi-Sarda, M., Almanza-Aguilera, E., Garcia-Aloy, M., . . . Andres-Lacueva, C. (2017). Urinary 1H Nuclear Magnetic Resonance Metabolomic Fingerprinting Reveals Biomarkers of Pulse Consumption Related to Energy-Metabolism Modulation in a Subcohort from the PREDIMED study. Journal of Proteome Research, 1483–1491.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s